lunes, 12 de febrero de 2018

domingo, 28 de enero de 2018

El perdón que te fue concedido, tirano Fujimori, subraya tu monstruosidad, es el pendón de tu culpa y acrecienta el capital de corrupción en Latinoamérica.




“Somos las nietas de las campesinas que no pudiste esterilizar”


Les ligaron las ideas

Les ligaron las trompas

Ahora van a ver

cómo sus tumbas se alborotan

Eran una meta

No más que un objetivo

de ese gobierno

del maldito chino

Les dijeron media hora

que sería indolora

Ahora no caminan

Y en el campo se desploman

Su marido no la quiere

viene y le patea

Le da donde el Estado

Cree que también gobierna

Al ritmo de su huayno

Ahora van andando

sostiene sus ovarios

con la fuerza de los apus

Su cultura es exótica

para tu turismo

su pobreza es capital

para tu egocentrismo

Su muerte inminente

no es más que una limpieza

para tu maldita élite

No halagues su lengua indígena

si antes no interpretas

sus labios gritan “¡dolor!”

desde su vagina

Quieren,

antes de fundirse en la tierra

 ver a los culpables

todos tras la reja

Ahora aquí estamos

y vamos arengando

porque no olvidamos:

que somos las nietas de las campesinas

que no pudiste esterilizar


Evelyna Esquivel

publicado en La Mula en 2016
De: PLAYGROUND



Entre 1995 y 2000, Fujimori ordenó practicar más de 300.000 esterilizaciones en campesinas peruanas. Gracias a las investigaciones de varias periodistas, recién el año pasado se difundió el bárbaro suceso.

Recomendamos la lectura del artículo en  https://www.playgroundmag.net/cultura